El Pozo de los Humos - Salamanca vive la Provincia

Post Top Ad


La naturaleza de Las Arribes exhibe toda su fuerza en la rabiosa caída de 50 metros del río Uces sobre el Duero, a su paso por los municipios de Pereña y Masueco. La cascada recibe el nombre de Pozo de los Humos por el vapor que forma el agua al impactar sobre la piedra granítica. Es un espectáculo fugaz, que sólo se produce en época de lluvias, y que depara, en palabras de Miguel de Unamuno, "la mejor imagen de la quietud en movimiento".

La potente cortina de agua en caída libre es visible desde varios puntos. Uno de ellos es el mirador de Pereña, al que se accede en coche desde el pueblo. Hay que aparcarlo en la zona habilitada para vehículos y recorrer unos metros a pie sin salirse del camino, pues se trata de una zona de nidificación de aves protegidas. Desde el mirador se aprecia la bifurcación de la cascada en dos debido a un saliente en la roca, lo que provoca una estampa aún más singular.

La otra vista de la cascada se obtiene desde el mirador de Masueco, al que se llega caminando por una senda que recibe el nombre de Unamuno en honor al insigne literato. Este sendero conduce a una plataforma nueva, colocada mucho después de que el escritor recorriera a lomos de una mula el paraje. Esta pasarela permite estar "colgados" sobre la coronación de la cascada, cuyas aguas estampándose contra las rocas producen un ruido atronador. Quien se aventure a bajar al cauce, verá otras cascadas, como la de Las Escarmentadas, y un remanso de agua que invita al baño.

Hay que tener en cuenta que en verano el río se seca. La mejor fecha para visitar el Pozo de los Humos es a principio de primavera, cuando el Uces baja con caudal, o después de las primeras lluvias de otoño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Pages