Candelario callejuelas empedradas con una armónica arquitectura - Salamanca vive la Provincia

Post Top Ad

Candelario callejuelas empedradas con una armónica arquitectura

Share This

Candelario es una de las localidades más fotogénicas de la provincia gracias ala armónica arquitectura de sus viviendas, diseñadas para realizar la matanza dentro de ellas. Sus abigarradas calles tienen como telón las cumbres más altas de Salamanca, cuyas aguas riegan el pueblo a través de un centenario sistema de acequia.



De la amplia plaza donde se levanta la ermita del Santo Cristo del Refugio salen largas calles en cuesta que atraviesan el pueblo. Lo primero que llama la atención son las casas chacineras o matanceras con las típicas batipuertas, cancelas de madera a media altura situadas en el exterior del dintel que cumplían varios cometidos: servían para que el matarife asestara el golpe definitivo a la res desde el interior; impedían que las bestias entraran a comer el embutido, que necesitaba ventilación; y protegían la casa del rigor de la nieve. Otra singularidad son los hostigos o tejas que resguardan del viento y la lluvia en los muros orientados al norte y al oeste. Una visita teatralizada a la Casa Museo Chacinera recrea la vida cotidiana en estas viviendas, incluye la degustación de embutidos y muestra otras particularidades, como la ausencia de chimenea, puesto que el humo se usaba para curar la chacina y se ventilaba levantado una teja.

Buscando los monumentos de mayor interés se encuentra el ayuntamiento y la iglesia, se recorren callejuelas surcadas por regaderas, canalones que distribuyen el agua de la sierra por la viviendas. Al caer la noche, las regadera iluminadas animan las calles oscuras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Pages